sábado, 20 de junio de 2009

Rompiendo aguas


y rebosó el agua
rebosaron las aguas
salobre, dulce, mineral
del Carmen, de colonia, de fregar

los diques de contención no contuvieron
las presas no retuvieron
se desbordaron embalses y pantanos
se derramaron peceras y acuarios

fuera de tu jurisdicción y de la mía
en otro continente
los mares se bebieron los ríos
los ríos se bebieron los lagos
los lagos se bebieron las lagunas

y rebosó el agua
rebosaron las aguas
de mi vestido de moaré
con canela, melisa y limón
macerada en alcohol
harta de mundo

y rebosó el agua
rebosaron las aguas
carbonatada, blanca, medicinal
oxigenada, regia, territorial

no se pudo predecir el impacto natural
el comportamiento de las mareas
el ciclo lunar
se trasvasaron las aguas hacia otra cuenca fluvial
de cal, de rosas, de azahar
donde me necesiten
donde sí haga falta
delgada, mansa y termal.






jueves, 4 de junio de 2009

3ª Fórmula de cortesía o El último teorema de Fermat.


No me falta razón.
Me he cargado de razón.

Te escribo desde Broadway con la 56.
Me he enamorado del ciego que vende cupones
en Broadway con la 56.
Por eso te escribo desde Broadway con la 56.

He entrado en razón.
Me avengo a la razón pura
y a la razón práctica.
Estoy en razón directa
y en razón inversa.
Establezco razones geométricas
que me ayuden a entender la consecuencia.

Porque tengo la razón de mi parte.
c (elevado a 2) = a (elevado a 2) + b (elevado a 2)
Te hablo en una lengua exacta.

Si te elevas al cubo,
al bicuadrado.
Si te elevas a la enésima potencia,
no van a salirnos las cuentas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.