domingo, 5 de abril de 2009

si yo fuera un cuento infantil

si yo fuera un cuento infantil
devolvería la salud a tu pueblo
pararía máquinas
haría crecer el bambú
donde ahora te crecen fábricas

pero yo no soy un cuento infantil


si yo fuera un cuento infantil
iban a rodar cabezas
se haría justicia
a cada uno lo suyo
los vivos con los vivos
los muertos con los muertos


me disfrazo de siglo XX
de todo entero
y así no hay quien salga a la calle
no me aguantarías dos frases seguidas
la voz de la Humanidad te destrozaría

se haría justicia
los hijos con los padres
los padres con los hijos


hablo de la imposibilidad
de esta imposibilidad
que me eriza los pelos
que me hace inhábil
que no me deja explicarme
que no me entero


porque yo no soy un cuento infantil
menos mal que yo no soy un cuento infantil

3 comentarios:

Oscar García dijo...

Lo imposible de una imposibilidad posibilita que al final aquello se convierta en posible (me he liado más aún).

Si fuesemos cuentos infantiles escribiríamos finales felices a cada paso : )

Hoy no me salen versos, pero besos todos los que quieras.

Carmen dijo...

eres mucho mejor que eso.

los cuentos infantiles no hacen subir la fiebre
ni campanarios de pueblo casi 20 años después..

cucharomante dijo...

si yo fuera un lector adulto quizá no me hiciera tanta ilusión leer aquí este poema, mi condición de lector infantil hace que me sienta el tipo más importante del mundo al leerlo y recordar que yo este poema lo tengo escrito, de tu puño y letra, en una de mis libretas -¿se puede escribir con el puño?-

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.