viernes, 27 de marzo de 2009

Y me tocó bailar con la más fea.


No transpira esta ropa como debiera,
no me sirve para estar en la trinchera.
Me hace sudar como a un hombre.
Me reverbera.

Menos mal que se va marzo
con todos sus espantos.
Que puedo tumbarme al sol,
haciéndome la muerta.
Por amor a la vida,
no vaya usted a creerse,
no se crea.

Me dan miedo las guardias...
La vanguardia y la retaguardia.
La urbana y la civil.
El guardabosques.

Me da miedo esperar en la garita los relevos.
Esperar junto al teléfono noticias del exilio,de los nuestros.

Incontables los muertos de esta guerra.
Nauseabundos los muertos,
como todos los muertos.
Y no miento.
Me reverbero.

4 comentarios:

Oscar García dijo...

Te reverbera el amor y lanza destellos a mis ojos.
Te refleja la pasión y alcanza a acertar en mis antojos.


Si no transpira la ropa, ya sabes; que el calor de una guerra es mejor hacerlo transpirar por poros (y jadeos)

Un beso (con versos y otra cosa)

erker dijo...

tus palabras hechizan, sarcasticas, acidas y a la vez tiernas y pasionales...me da mucho placer pasar por aqui, me identifica...besos

Alter ego dijo...

Gracias por el regreso. Te daba por muerta o por enamorada.

Carmen dijo...

me debes tu infancia de asfalto y jeringuillas, esas historias de los 80 :)

que pena seguir teniendo fiebre y no compartirla contigo, linda.

beso, rebeso, y plas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.