domingo, 1 de febrero de 2009

Reglamento electrotécnico para baja tensión:

No doy con las palabras adecuadas,
con las personas adecuadas.

Tenía nombre de culebrón venezolano,
y unas bonitas suelas que gastar.
Se llamaba José Enrique Montes de Lora.

Eran días de pasar factura,
de llover a cántaros,
de pan y cebolla.

Y siento que ésta es mi voz porque se quiebra,
porque se cae a gajos de mi boca.

Porque sé que en cierta manera,
y solamente en cierto caminar.

2 comentarios:

Fernando García-Lima dijo...

Más bien parece tener nombre de hombre del tiempo de Galavisión.

Me ha gustado la voz que se cae a gajos de tu boca, mucho.

P.S. ¿Habías pensado en algún punto en concreto, como Gotham City?

Alter ego dijo...

Qué bien conjugas la electrotecnia con el culebrón venezolano. Y todo sin hacernos despegar del asiento.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.