jueves, 5 de febrero de 2009

Lenguaje no verbal.


Mi madre de pequeña me dijo que yo era rubia.
Y yo naturalmente lo creí.
Por entonces,yo no pude más que creerlo.
De forma natural,naturalmente.

Las sesiones de camomiloterapia,las aplicaciones de manzanilla,las de vinagre...,no hacían más que retrasar el fatal acontecimiento. Mantenían a mi madre ocupada,y a mi cabello libre de todo agente externo.
Sedoso y brillante. Como el de las niñas de los anuncios de Johnson´s.

Por fortuna se crece.
Menos mal que uno crece.
Y te vuelves oscura.
Y te enturbias.
Y tu madre sigue creyendo que eres rubia.
Rubia como Doris Day,cuando tú quieres ser como la Dietrich.

No es fácil.
La adolescencia es difícil.
Mamá esperaba cosas.
Tenía planes para la rubia.
La naturalmente rubia.

Pero sólo son naturales los niños.
Yo ya no era natural.
Yo era ya una exagerada.


Me teñí el pelo.
Mamá lloró por mí durante cuatro lunas,
y yo lloré por mamá quizá durante siete.

Tuve que hacerle entender que el problema era tan sólo gramatical.
Que era una protesta ante el curso natural.
A la naturalidad.
No a la rubia.

Me teñí el pelo.
Me teñía el pelo según lo requería el star system del momento.
De Tiziano a Sternberg.
De Billy Wilder a los barbitúricos.
Del Monte Rushmore a Niágara.
Washington,Jefferson,Roosevelt y Lincoln.
De izquierda a derecha.
Las Black Hills o las Colinas Negras.
Poco importa.

Desde que no soy rubia poco importa.

4 comentarios:

Gwynette dijo...

El poema es tuyo? O_O

Me ha gustado!. Me ha encantado!. Y me ha recordado los poemas de la beat generation..es probable que no estés de acuerdo, pero como que cada persona és un "món" yo lo he recibido así.
Fresco, inteligente y muy NaDaIstA...:)

Petonets

Oscar García dijo...

Desde que no eres rubia, escribes un blog y me haces feliz : )

Oscurecida y enturbiada;
niña loca o mujer cuerda;
has sido dotada, como pocas;
con versos que parecen cuchilladas...
dulces, dulces cuchilladas.

Uno de esos, con versos.

El lobo dijo...

Precioso...

Barby-turicos, gran rubia sin duda....

Beso de, Ray Charles, Tiresias y Vision-lap... tu ya me entiendes...

Carmen dijo...

lo de mi madre fueron las manos. Mi niña tiene manos de pianista. Me lo repetía cada día. Acariciandome uno a uno los dedos con su dedo índice. Y apretándolos al final, con un abrazo...

Una pena, mi incapacidad natural para la música. No por lo de las manos, lo digo en general.

Una vez me enamoré de una rubia. Pero me duró sólo un rato.

Siempre fui de Greta Garbo. Por la piel. Por la inclinación de la barbilla. Por la tristeza contenida. Por lo que esconde.

Aunque yo siempre he querido contar. Así, como tú lo haces. De ese modo extraordinario, tremenda Pepa Luna

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.