miércoles, 4 de febrero de 2009

Como cualquier peatón.(2ª parte)

Será cuestión de orgullo,
será como empapelar de nuevo toda la casa.
Vamos a tener que ser muy hábiles y precisos,
se nos va a notar en la barba de los cuatro días,
se nos va a ver a una legua,
a veinte millas.

No asisto al nacimiento de ninguna verdad reveladora,
no estoy haciendo bien las cábalas.
Qué humana me he vuelto,
qué imperfecta.

La otra mañana me la pasé buscándote por el retrovisor.
A veces invierto el tiempo en oro,
y a veces lo invierto en ti.

Cómo me gustaría que de pronto esta mirada,
se hiciera mucho más grande,
se ampliara de ti hacia los otros,
de ti hacia el mundo.

Mi delicado corazón,
y lo digo por su estado,
recuperando el latido original,
volviéndose hacia el mundo,
con la mueca primera,
el estallido.

Estoy hablando de un tú que no recibe,
que no coge el teléfono,
que no atiende a razones,
que no ampara.

Por eso yo quisiera que de pronto esta mirada,
se hiciera mucho más grande,
se creciera,
se hiciera fruta madura,
comprendiera,
yéndose de ti
hacia todo lo demás,
hacia los otros.

6 comentarios:

El lobo dijo...

Siento decirte que la sordera no cura con los años si no todo lo contrario, pero persistir es inteligente coja por donde se coja...

beso de goya, bettoben, y wisper XL...

Carmen dijo...

hacia todo lo demás,
hacia la vida de dentro a fuera...

hay días que me escondería dentro de mil muñecas rusas.
Otros,
me colaría en la terraza del edificio más alto de Madrid,
a fumarme un cigarrillo
y tirar las botas por la cornisa.

besos cielo

Fernando García-Lima dijo...

Cuidado con los retrovisores, ya que a veces deforman las imágenes...

Y para cumplir tus deseos, le recomiendo unas gafas de visión empática y antiegolátrica. No sé si las venden en farmacias: preguntaré.

Un beso

Antífona dijo...

EL OJO VE LO QUE SE DETIENE A VER, LUEGO TODO LO DEMÁS, CORRE POR CUENTA DE LA REALIDAD ¿O DE LA FICCIÓN? MMMM. ME ENCANTAN LOS TEXTOS QUE INCLUYES. UN ABRAZOTE.

antonio dijo...

Bonito.
Gracias

Alter ego dijo...

De noche sueño pesadillas en las que tu mirada y doce osos hormigueros disfrazados de lagarterana me persiguen para operarme de apendicitis.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.