miércoles, 28 de enero de 2009

Te conozco de antes.Te recuerdo anterior a Constantinopla,a los otomanos,a los turcos.

A mí me gusta ver llegar la primavera,
y sé que a la primavera también le gusta que llegue yo.
La primavera no es consciente de sí misma,
necesita de una mente que revele el orden natural,
del que la naturaleza no es consciente.
Juntar amor con zapatos:
bable and doodle.

Cómo no va a gustarle estar aquí,
si hay tomillo y otras plantas autóctonas:

El camachuelo trompetero abandonando África para afincarse en Almería.

4 comentarios:

antonio dijo...

A mi tambíén me gusta ver llegar la primavera, quedarme inmovil, no ser nada y ver como funde en rojo. También me gusta ver acabar el invierno y no ser tu en mi.

Alter ego dijo...

-Mamá, mamá, ha llegado la prima.
-¿Qué prima?
-La primavera.

Cuando era feliz e indocumentado...

Lilya Nuratis dijo...

hay un instante en donde todo se detiene y es apenas perceptible...
casi un misero parpadeo

y todo vuelve a la normalidad...

solo tu te has dado cuenta... porque la primavera te besado la piel.

mimi dijo...

Se respira distinto, la piel se pone calida. Los olores congelados por el invierno vuelven a sentirse. Me enamora...

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.