martes, 20 de enero de 2009

La cuentística popular ha hecho mucho daño.

Te presentas ante mí con lo puesto.
Eres el más valiente de mis siervos.
Eres un loco,
el último reducto de resistencia en la Península,
el puto amo,
mi amor,
el teniente Blueberry,
César Augusto,
Anquises,
Zaratustra.
Eres mitología,
simbología,
rito.
Pensamiento oriental,
acto cristiano.
No existes fuera de esta fundación,
de los dedales que me pongo para no pincharme.
Ya me coge mayor lo de Bella Durmiente.
No existes más allá de tu armadura.
Fuera de la laguna pierdes corporeidad,
humanidad,
arrojo.
Te quedas en nada.
La cuentística popular ha hecho mucho daño,
a mí me ha hecho mucho daño.

1 comentario:

Alter ego dijo...

Aisss... Las campanadas de media noche, la descomposición del espejismo, la siesta.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.