lunes, 19 de enero de 2009

Entre un pelo de tu sopa y la máquina de Coca Cola.

Sé que no soy fea.
Sé que incluso soy hermosa.
Pero de qué van a servirte a ti
mis clases de prestidigitación,
de orbitación,
mi tercer ojo.

Hay mucho impreso que rellenar,
muchas solicitudes que presentar,
cursos de reciclaje,
de integración.
Y qué hago yo con la magia
ante tanta burocracia.

¿Qué hago yo?
¿Soltar palomas?

Me deshidrato.
Pierdo líquido espinal a cada rato.

Qué voy a hacer por ti
para que sepas que soy yo.
Que soy yo lo que andabas buscando.
Que estoy aquí gritando,
que llevo gritando años.
Entre un pelo de tu sopa y la máquina de Coca Cola.

1 comentario:

Alter ego dijo...

Lirismo trascendental y ridículo para empleadas enamoradas.
Aprovechemos ahora que estoy electo...

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.