jueves, 29 de enero de 2009

Amadeo Sajón es un jubilado de 73 años.

Con el final del invierno llegan los vientos secos a esta villa.
Aquí nada puede sobrevivir de manera permanente.
Somos extremadamente vulnerables a los elementos.

Un tábano cualquiera.
Cualquier insecto díptero.
No me verías.

Lo de Amadeo sí tiene mérito.
Amadeo Sajón cruzó el Atlántico
en sólo treinta y seis días.
Allá por el cincuenta y cuatro.
Estilo libre.
A veces mariposa,
a veces crol.

miércoles, 28 de enero de 2009

Te conozco de antes.Te recuerdo anterior a Constantinopla,a los otomanos,a los turcos.

A mí me gusta ver llegar la primavera,
y sé que a la primavera también le gusta que llegue yo.
La primavera no es consciente de sí misma,
necesita de una mente que revele el orden natural,
del que la naturaleza no es consciente.
Juntar amor con zapatos:
bable and doodle.

Cómo no va a gustarle estar aquí,
si hay tomillo y otras plantas autóctonas:

El camachuelo trompetero abandonando África para afincarse en Almería.

lunes, 26 de enero de 2009

Pensar es esperar media hora el 34,pero acabar cogiendo el 51.

Me induce a error el ámbar de los semáforos.
El cuello de petirrojo que se te pone.
Incurro en un engaño.
Me tientan tus maneras de guepardo.
La prisa que te das.
En África subsahariana.
En Asia meridional.
Caigo en pecado.
Me sumo a la guerrilla.
Lucho en la retaguardia.
Incurro en un engaño.
El excéntrico devenir de tus cosas,
no facilita las cosas,
mis cosas.
Maldito sea este tiempo de cosificación,
en el que yo cosifico,
tú cosificas,
y todos los demás nos cosifican a ambos.
Yo no debía estar aquí.
Yo llevaba media hora esperando el 34,
hasta que incurrí en un engaño.
Pensar debe querer decir eso.
Esperar media hora el 34,
pero acabar cogiendo el 51.

viernes, 23 de enero de 2009

No definiré la pesadilla:

He visto partir cientos de navíos.
A deux pas de Magog et d´Orford.
Me muerdo la lengua.
Me traspapelo.
Desplegar velas sin previo aviso.
A deux pas de Magog et d´Orford.
Me dejaré tomar por la casa,
y la casa será tomada por mí.
Me secaré por dentro.
No podré ser madre ni padre.
No me van a dejar ser madre ni padre.
A deux pas de Magog et d´Orford.
Por exigencias del guión.

jueves, 22 de enero de 2009

Aunque manches.

Pero miento.
Aún soy una mujer enorme.
Lanzo palomas,fieras,
animales amargos.
Yo voy dentro.
Muy quieta.
Con mi vestido verde.
Y siento tanto sueño.
Y pienso en lengua triste si podíamos.
Si a través,
el buen ángel verdadero lo podía.

miércoles, 21 de enero de 2009

Con más o menos derramamiento de sangre.

Has quebrantado todas las leyes,
también las divinas.
Hay mucha irritación en el Congreso.
Con corona de espinas unos días,
con levantamiento de palmas otros días.
En pleno miasma.
En la noche oscura del alma.
Me has amasado como pan,
me has modelado a tu antojo.
Pero voy a salir igual volando,
cortando el aire,
cualquier día de éstos,
por encima de todos los ejércitos,
con los labios muy pintados,
con mi hermano.
Eres el último mono,
no hay nadie después de ti,
cientos de tuberías chirriando,
una enorme cloaca echando pestes.

Parda en verano,blanquísima en invierno.

No tengo novio.

Katrina se lo llevó todo.

No hace falta ser un huracán
para quitarme a mí el novio,
pero tuvo que llegar Katrina
para que yo me diera cuenta,
para sincronizar nuestros relojes,
para cantarme las cuarenta.

Menuda pájara Katrina,
menuda arpía.
Una cíngara tramposa y embustera,
una fulera.

Yo ahora colecciono piedras silíceas.
Jaspe,ágata,amatista.
Piedras semipreciosas,silicatos.
Pedernal,bauxita,feldespato.

martes, 20 de enero de 2009

Sé que trabajas en un taller clandestino.

Me entra un miedo de entreguerras,
un miedo de Vallès Occidental,
de fábrica de uralita,
de necesidad.
Me entra un miedo de hombre cuerdo,
un miedo denso,
pesado,
de riñones que se cansan,
de hay ganas de descansar.
Y entras tú en la noche llena,
que no es la noche que acecha,
pero igual miedo me das.
Vas vestido de murciélago,
y eres tan inadecuado en esta noche tan llena,
que igual miedo te he de dar.
Me entra un miedo de cosa que lacera,
un miedo inútil,
postal,
del lince que no se extingue,
de energía nuclear.
Garantizado tengo yo este miedo,
este bajo interés impresarial,
a piñón fijo,
a hurtadillas,
un miedo de carácter,
sin pleamar.

La cuentística popular ha hecho mucho daño.

Te presentas ante mí con lo puesto.
Eres el más valiente de mis siervos.
Eres un loco,
el último reducto de resistencia en la Península,
el puto amo,
mi amor,
el teniente Blueberry,
César Augusto,
Anquises,
Zaratustra.
Eres mitología,
simbología,
rito.
Pensamiento oriental,
acto cristiano.
No existes fuera de esta fundación,
de los dedales que me pongo para no pincharme.
Ya me coge mayor lo de Bella Durmiente.
No existes más allá de tu armadura.
Fuera de la laguna pierdes corporeidad,
humanidad,
arrojo.
Te quedas en nada.
La cuentística popular ha hecho mucho daño,
a mí me ha hecho mucho daño.

No voy a echarle guindas al pavo,no se las eches tú a la pava...

Trabajar en la copa de los árboles.
Subir con maquinarias sofisticadas y precisas
hasta la copa de los árboles.
Porque puedo quejarme de muy poco,
de un corazón que no asimila
que me seguirás de cerca,
que fijarás asentamiento,
sin alfabeto,
analfabeto,
tarzán entre lianas,
el del mito,
le bon savage.

lunes, 19 de enero de 2009

Entre un pelo de tu sopa y la máquina de Coca Cola.

Sé que no soy fea.
Sé que incluso soy hermosa.
Pero de qué van a servirte a ti
mis clases de prestidigitación,
de orbitación,
mi tercer ojo.

Hay mucho impreso que rellenar,
muchas solicitudes que presentar,
cursos de reciclaje,
de integración.
Y qué hago yo con la magia
ante tanta burocracia.

¿Qué hago yo?
¿Soltar palomas?

Me deshidrato.
Pierdo líquido espinal a cada rato.

Qué voy a hacer por ti
para que sepas que soy yo.
Que soy yo lo que andabas buscando.
Que estoy aquí gritando,
que llevo gritando años.
Entre un pelo de tu sopa y la máquina de Coca Cola.

domingo, 18 de enero de 2009

Vuelvo a la tierna edad de los piojos.

Subiendo a mano izquierda.
Recuperando el pulso habitual.
Ochenta pulsaciones más o menos.
Escudándome en los huecos que me deja la ley.
Cuanto vacío legal entre nosotros,
cuánto escalón inútil en mi ascenso,
cuánta baldosa rota,
cuánto cabrón,amor,
y cuántas tortas.

Se me ponen los ojos vidriosos,
los pelos como escarpia.
Esperando en los límites de la ciudad,
a ver a quién engaño,
a quién convenzo de esto y de lo otro.

Limitando con Potugal al Oeste,
con Francia al Norte.
Subiendo a mano izquierda.
El hombre de la casa patalea.
Se le hace bola el estofado.
Se hace pequeño el hombre,
y yo con él.

sábado, 17 de enero de 2009

Por los desfiladeros de la moda:

En Barcelona. A la orilla del mar. Con el viento de cara.
Resetearme.

No pensar en cuando la noche cae,
no pensar en las cosas que se caen.
Pasarme la gravedad por el forro de los cojones.
Ser el animal que imagino.
Darte el bote.
Entre los cañaverales.
Incondicional.
Sin condiciones.

Colgada en la invidencia del principio de siglo,
retrocedo,
para no llegar al sueño.

En Verona. A cualquier hora.
Como si no fuera conmigo.
Como si no tuviera yo completamente entera la culpa toda.

Qué amantes tan trágicos,
qué inoportuna la alondra.

Y retroceso.
Retrocedo,
para no llegar al sueño.

viernes, 16 de enero de 2009

Con categoría de accidente laboral:yendo o viniendo del trabajo.

Me he dado un golpe en la mano izquierda.
Motivo de consuelo,yo no soy zurda.
Puedo escribir sobre ello con mi otra mano.
Con mi mano derecha puedo escribir
que me he dado un golpe en la mano izquierda.

Por precipitada,por descoordinada,por absurda.

Siempre hay un pie ligeramente más grande que otro,
un testículo ligeramente más pequeño que otro.
Siempre hay amigos a los que llamar,
papeles que tramitar,
lavadoras que poner,
mucha hoja seca.
No sé.

Voy a volver a hacerme pis en la cama.

jueves, 15 de enero de 2009

Puedes burlarte de mi fe,de mis zapatos...

Esta ansiedad prenatal,
este miedo criminal,
definitivo.

Y siento a la hora exacta de todas las pasiones,
la pasión,
definitiva.

Y pienso en el feng-shui y en el Tao,
y en Mao,
si tengo tiempo.

Si con la llave de la ciudad en mi mano,
tengo tiempo.
De acordarme de ti,
celador de todas mis noches,
el que traga saliva
y gana siempre.

Cómo puedes dormir por las noches,sacudirte el pajarito por las mañanas.

Así no.
No como dicen los escritos:
"El joven monarca abandona arrogante su residencia oficial".
Así no.
Saliste ya corriendo del portal.
Enfurecido.
Hijo de Zeus.
Una broma del destino.
Un argumento fatal.
Un desatino.

Se había cerrao la noche en aguas...

Entró preguntando por la sección de poesía cómica.

-¡Cómo si la hubiera!

sábado, 10 de enero de 2009

Tierra Santa

Algo me es inasequible.
Algo se libra de mí para irse con otra.

Sólo intenta soltarse lo sujeto.

Caer en la Franja de Gaza como caer en la cuenta.

No te he traído Buenas Nuevas:
-Se llamaba Almudena Orantes y Villegas.

martes, 6 de enero de 2009

Cuestión de heterónimos

Igual que Luna podría haber dicho Marte.
Pero cedí al designio correspondiente,
y fui satélite de cualquier astro.
Me pidieron las novias a los novios.
Me dejaron en Valencia,
chasqueada,
a la Luna de Paita.

Podría haber dicho Marte igual que Luna.
Pero cedí al Imperio Turco,
a los países musulmanes.
Se me llenaron las aceras de maniáticos,
de manadas de lobos,
de gigantes.
Se acordaron de mí los que ya no se acuerdan de nadie.

Igual que Marte dije Luna,
y fui satélite de cualquier astro.

viernes, 2 de enero de 2009

Aplícate el cuento.


Enferma de cuento.

Con la cuentitis de todos los inviernos.

Inoportuna y pesada,

con caída de pestañas.

Me enfermo de cuento,

a la manera de Saturnino Calleja

-conocido editor de cuentos infantiles-,

pero con más efecto,

con mayores aspavientos,

más presumida,

más diva.

Me enfermo de cuento.

No he comprado crisantemos.

Me enfrentaré a las ánimas

en el Día de las Ánimas,

y en el lugar de los hechos.

No va a exportar la China

más crisantemos.

No va a hacer falta.

Enfermos de cuento,

se vaciarán los cementerios.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.