sábado, 26 de diciembre de 2009

CORAZONADA


no me alcanza esta cuadrícula
para anotar el coste de la vida
el gasto cardíaco

no me alcanza este amor
para llegar a fin de mes
para anegar el distrito

no me alcanzan los dedos de las manos
las imaginaciones
los barbarismos

no me alcanzan las palabras que he aprendido
los dólares trinitenses
las revoluciones por suspiro
todos los ritos
para atraerte hasta mi sitio

mi corazón es un antiguo

miércoles, 2 de diciembre de 2009

CREDO



Frecuentar las farmacias que administran buen láudano,
que saben ajustar la dosis de azafrán,
de vino blanco,
de opiáceos.

No mitiga el dolor cualquier extracto.
Cualquier puñal no acaba en puñalada.

Te lavaré la ropa.
Seré la lavandera este diciembre,
en tu pesebre,
de orfebre.

La Navidad es blanca.

Virgen María,
Madre de Dios,
Inmaculada Concepción,
te ensombrecen mis pecados,
te entristecen.

No se rezan otros rezos,
sólo esta letanía clama al cielo.

Quizá no sepas de qué se trata.

Cualquier sonido no impresiona mi oído.
No se templan los ánimos con cualquier balsámico.

Voy a asistir a todos los Oficios.
Voy a ser la primera en adorar al Niño,
en recibir la Comunión,
en estar de acuerdo.

Te enumero gravemente los Misterios.
Tú me escuchas a lo lejos,
te haces eco.

Cordero de Dios,
Cristo Redentor,
Cabeza del Ángulo,
Luz del Mundo,

¿contra qué arremetes?

miércoles, 28 de octubre de 2009

Nunca vi a una corneja volar tan alto

No voy a permitir
que mueras este sábado.
Este sábado en el que cualquier cosa
es posible
menos tu muerte.


Habrá que pasar por alto
las barreras arquitectónicas,
lo difícil que es avenirse contigo,
llegar hasta tu barrio,
decir que no.


No voy a permitir
que seas paseriforme,
que seas pájaro córvido,
que te arrepientas.

Este sábado no.
Este sábado en el que cualquier cosa
es posible
menos tu muerte.


Y te sacarán los ojos.

lunes, 7 de septiembre de 2009

En vías de extinción


A tijeretazo limpio,
de la raíz a las puntas.

El ojo izquierdo lagrimea,
el derecho evita el llanto;
no cree en la simetría de los elementos.

El corazón tampoco cree.
El corazón late
pendiente de un hilo.

Cómo no extinguirme.
Si a tijeretazo limpio.
Si con brutal azada,
tú abres en mí
camino,
tú me labras,
de la raíz a las puntas.

En plena crisis de los treinta,
deniego la asistencia sanitaria,
me aplico una mascarilla de algas.

Cómo no extinguirme.
Si a golpe de martillo
haces estragos.
Si con brutal azada
te bebes toda el agua.
El corazón late
pendiente de un hilo.

Estoy harta de terrenos baldíos,
de la raíz a las puntas.

Cómo no extinguirme.

viernes, 28 de agosto de 2009

Palacio Nacional de la Pena

Lisboa fue otra cosa.
Fue el desmayo.

Lisboa se desvanece.
Me pilla desprevenida.
Dentro del Metro.
Entre Intendente y Rossio.
Entre Martim Moniz y Baixa-Chiado.

En el puro perder
de la consciencia,
yo me pierdo.
Desaparezco.
No se me ve.

Entre portugueses de arriba
y portugueses del centro,
yo desciendo.

Desaparezco.





viernes, 24 de julio de 2009

Se me acabó la sal.

Le puse azúcar.

En plena canícula.
Dejarme llevar a engaño.
Porque me dejé.
Me abandoné.
En una gasolinera,
cerca de Vallvidrera.
No supe ir más allá,
irme más lejos.

En plena canícula.
Para que pareciera un espejismo,
un accidente,
para tus ojos y los míos.

-¿Un poco más de azúcar, querido?

No aguanto este calor.
Pero lo aguanto.

Pienso en la nieve derretida.

domingo, 12 de julio de 2009

Arcángel Gabriel


pero llegaste tú
con tu manto de invisibilidad
con tus patillas
con la cabeza de Herodes en la mochila

pero llegaste tú
como caído del cielo
a lomos de tu gato negro

me habría enamorado de ti
en la unidad de quemados
a los tres años
te habría querido desde entonces
salvando las señales de peligro
indicando el camino hacia Egipto

pero llegaste tú
dejándote abrazar
dejándome abrazar

menos mal que llegaste
aunque llegaras tarde
.

sábado, 20 de junio de 2009

Rompiendo aguas


y rebosó el agua
rebosaron las aguas
salobre, dulce, mineral
del Carmen, de colonia, de fregar

los diques de contención no contuvieron
las presas no retuvieron
se desbordaron embalses y pantanos
se derramaron peceras y acuarios

fuera de tu jurisdicción y de la mía
en otro continente
los mares se bebieron los ríos
los ríos se bebieron los lagos
los lagos se bebieron las lagunas

y rebosó el agua
rebosaron las aguas
de mi vestido de moaré
con canela, melisa y limón
macerada en alcohol
harta de mundo

y rebosó el agua
rebosaron las aguas
carbonatada, blanca, medicinal
oxigenada, regia, territorial

no se pudo predecir el impacto natural
el comportamiento de las mareas
el ciclo lunar
se trasvasaron las aguas hacia otra cuenca fluvial
de cal, de rosas, de azahar
donde me necesiten
donde sí haga falta
delgada, mansa y termal.






jueves, 4 de junio de 2009

3ª Fórmula de cortesía o El último teorema de Fermat.


No me falta razón.
Me he cargado de razón.

Te escribo desde Broadway con la 56.
Me he enamorado del ciego que vende cupones
en Broadway con la 56.
Por eso te escribo desde Broadway con la 56.

He entrado en razón.
Me avengo a la razón pura
y a la razón práctica.
Estoy en razón directa
y en razón inversa.
Establezco razones geométricas
que me ayuden a entender la consecuencia.

Porque tengo la razón de mi parte.
c (elevado a 2) = a (elevado a 2) + b (elevado a 2)
Te hablo en una lengua exacta.

Si te elevas al cubo,
al bicuadrado.
Si te elevas a la enésima potencia,
no van a salirnos las cuentas.

domingo, 24 de mayo de 2009

2ª Fórmula de cortesía o Mejor te espero sentada.


Te he esperado en vano,
en el vano,
en el intercolumnio,
acurrucada en el quicio,
de cara a la pared.

Te he esperado sin desesperar,
sin lamentaciones,
sin convertir el vino en vinagre.

Te he esperado dispuesta a permanecer
en forma durativa:
Estoy esperándote,
al filo de los octosílabos.
He rimado con asonancia los versos pares,
y he dejado libres los impares.

Por ver si te conmuevo con romances.

domingo, 17 de mayo de 2009

1ª Fórmula de cortesía o A pesar de ti


Tengo la actitud,
la mano de obra pagada.

Tres espeleólogos de Altamira cavan el túnel perfecto
para una fuga perfecta.
Tengo la aptitud,
la disposición de ánimo.
Estoy en situación de
dar,
dictar,
abolir,
anular,
derogar,
infringir
cualquier orden.
Porque tengo la actitud,
el espíritu embargado,
la mano de obra barata.

Los vecinos de l´Eixample Esquerra
se manifiestan contra el paso de las aves migratorias
hacia l´Eixample Dreta.

Porque tengo el alma en sazón,
tengo la actitud,
tengo la aptitud.

Las catequistas de mi Primera Comunión
le han robado las llaves a San Pedro.
Lo he leído en El País.
Hoy domingo 27 de junio.
A las 12:45.
Me ha hecho mucha ilusión.
La Hermana Amparo estaría muy orgullosa de ellas.
A pesar de mí.

Porque tengo la actitud,
tengo la aptitud.

A pesar de ti.

sábado, 9 de mayo de 2009

quien siembra vientos

porque tienes derecho a estar de moda
antes o después de morir

puede que me pierda
entre la época de siembra
y el tiempo de cosecha

puede que el veinte de junio
caiga a mediados de mayo
este año

puede que se nos llene
de cobertura el alma
de conexión el esternón
de lapislázuli la casa

que podamos volver a estar de moda
porque tienes derecho a estar de moda

será más conveniente vivir en la reserva
ser una indígena en una comunidad indígena

yo ya he contado todo cuanto sé
sobre la noche de autos
sobre la quinta fosa del octavo círculo
del mismísimo infierno de Dante y Virgilio

no temo el apagón analógico
dan más miedo tus pulgares
digitales
y me tocas
si me tocas como tocas cuando tocas
algo infringe la ley
alguien no piensa en lo por venir

pero recurriremos
por usucapión
porque tienes derecho a estar de moda
para preservar tu fauna y tu flora
libertad de siembra
en el lugar definitivo
sin aspersores ni difusores
gota a gota
despacito

la polinización es cosa de las flores

...
quien siembra vientos recoge tempestades
...

domingo, 26 de abril de 2009

Y al final me caigo.

Y espero que la vida sea otra cosa,
algo más que este aislamiento de marca registrada.

Forrada con poliexpán de primera,
pasa las horas la librera.

Y espero que tras la espera,
haya algo más qué leer que una banda magnética.

Qué frío dan según qué palabras, ¿verdad?
A mí datáfono me congela.


Y eso por no decir que me muero de ganas.
Que me muero de ganas.
Que me matan las ganas.

Con la fiera desolación del árabe.
Con el alarido del alma judía.
Con Bizancio en las maneras,
en las caderas.

Resbalando.
Con todos los orientes del flamenco resbalando.

Me resbalo.
Y al final me caigo.

domingo, 5 de abril de 2009

si yo fuera un cuento infantil

si yo fuera un cuento infantil
devolvería la salud a tu pueblo
pararía máquinas
haría crecer el bambú
donde ahora te crecen fábricas

pero yo no soy un cuento infantil


si yo fuera un cuento infantil
iban a rodar cabezas
se haría justicia
a cada uno lo suyo
los vivos con los vivos
los muertos con los muertos


me disfrazo de siglo XX
de todo entero
y así no hay quien salga a la calle
no me aguantarías dos frases seguidas
la voz de la Humanidad te destrozaría

se haría justicia
los hijos con los padres
los padres con los hijos


hablo de la imposibilidad
de esta imposibilidad
que me eriza los pelos
que me hace inhábil
que no me deja explicarme
que no me entero


porque yo no soy un cuento infantil
menos mal que yo no soy un cuento infantil

viernes, 27 de marzo de 2009

Y me tocó bailar con la más fea.


No transpira esta ropa como debiera,
no me sirve para estar en la trinchera.
Me hace sudar como a un hombre.
Me reverbera.

Menos mal que se va marzo
con todos sus espantos.
Que puedo tumbarme al sol,
haciéndome la muerta.
Por amor a la vida,
no vaya usted a creerse,
no se crea.

Me dan miedo las guardias...
La vanguardia y la retaguardia.
La urbana y la civil.
El guardabosques.

Me da miedo esperar en la garita los relevos.
Esperar junto al teléfono noticias del exilio,de los nuestros.

Incontables los muertos de esta guerra.
Nauseabundos los muertos,
como todos los muertos.
Y no miento.
Me reverbero.

sábado, 7 de marzo de 2009

J.K.Rowling o Menos da una piedra.


Podría contaros la historia
de la ciudad que se extendía
más allá de la ciudad...
Pero no llego.

Podría partir de cero en biología,
olvidar si nací hombre o mujer.

Podría enamorarme de una piedra:
la piedra angular,
la filosofal,
la primera piedra,
la que tritura el grano en el molino,
la pómez,
la silícea,
la piedra del escándalo...

...Las que tiro contra tu tejado,
y escondo la mano.

Porque no llego.
No consigo llegar.

Qué fácil resolver así esta historia,
la de la ciudad que se extendía
más allá de la ciudad...

Para no dormir.
Para asistirte durante la noche,
la noche de los tiempos,
la noche toledana,
la noche polar.

Seis meses de oscuridad
entre tu meridiano y el mío.

Porque no llego.
No estoy en el lugar que expreso.

viernes, 20 de febrero de 2009

El vuelo secular del rinoceronte macho.


No me gustan los hombres con arritmia.
Enseguida se cansan de una.
El último se hinchaba a cortisona,
y a mí ni las migas.
Ya ves.
Se marchitan las buenas intenciones.
El último de los hombres con arritmia.
Try again,try again.
El último de los hombres con arritmia.
Try again,try again.
Y yo tan dura de oído.
Así que al último le siguieron más.

Disfasias de la lengua.
Maldita seas.

sábado, 14 de febrero de 2009

Nos va de cine.



Como en cinemascope.
Tu figura alargada
como la del ciprés,
aunque te parecieras más a un olmo.
Con tu tronco robusto,
con tu corteza gruesa,
tus silencios.

Pensar en ti en cinemascope me hace bien.
Me amplía la panorámica,
me da otra perspectiva,
me dimensiona.

Con claridad se aprecia la elipsis en tus hojas,
el óvalo en tus semillas,
los frutos secos.

Te planto en los cementerios y los parques.
Te protejo más allá del tiempo y del espacio.
Te deseo.

Como en cinemascope.
Con un abrigo negro hasta los pies.
Por encima del miedo y del fracaso,
tu figura alargada
como la del ciprés,
aunque te parecieras más a un olmo.

jueves, 12 de febrero de 2009

La abuela nos llevaba a hermanito y a mí a visitar a los muertos.La abuela siempre tuvo muertos a los que visitar.


No es la Estrella de África.
No es el diamante Vargas.
No es el Gran Mogul.
No me ciegan sus caras.

¿Nunca estuviste en Sudáfrica?
Yo en 1905.
En la Mina Premier.
Tenía 3000 quilates antes de ser cortado,
más de 100 gemas.
El diamante Cullinan.

Creo que sigo enamorada.
Nunca vi tan de cerca la vuelta del horizonte,
con sus 32 direcciones,
la rosa náutica.
Jamás vi tan de cerca,
tan claramente,
como aquel año,
1905,
en la Mina Premier de Sudáfrica.

No sé si te acordarás.
Tú andabas buscando Excalibur,mi majestad artúrica.
Los dos teníamos grandes empresas.
No había tiempo de querese.
Tú elegiste Camelot,
yo el diamante bruto más grande del mundo.

Adormidera negra,
aceite de ricino,
flor de castaño.
Para purgarnos.
Para encontrarnos.
En un clima templado,
en otro lado.

Se van haciendo lenguas a nuestro alrededor.
Se escriben las leyendas.
Cabalga el jinete negro en la llanura.

Orquídea canora,
agua del Carmen,
flor de nogal.
Para purgarnos.
Para encontrarnos.
En la carretera que va hacia San Cristóbal,
donde vive Pablo,
km.14,
tocando el mediodía.

Pero encontrarnos.
Encontrarnos después de estos cien años.
En un clima templado,
en otro lado.

jueves, 5 de febrero de 2009

Lenguaje no verbal.


Mi madre de pequeña me dijo que yo era rubia.
Y yo naturalmente lo creí.
Por entonces,yo no pude más que creerlo.
De forma natural,naturalmente.

Las sesiones de camomiloterapia,las aplicaciones de manzanilla,las de vinagre...,no hacían más que retrasar el fatal acontecimiento. Mantenían a mi madre ocupada,y a mi cabello libre de todo agente externo.
Sedoso y brillante. Como el de las niñas de los anuncios de Johnson´s.

Por fortuna se crece.
Menos mal que uno crece.
Y te vuelves oscura.
Y te enturbias.
Y tu madre sigue creyendo que eres rubia.
Rubia como Doris Day,cuando tú quieres ser como la Dietrich.

No es fácil.
La adolescencia es difícil.
Mamá esperaba cosas.
Tenía planes para la rubia.
La naturalmente rubia.

Pero sólo son naturales los niños.
Yo ya no era natural.
Yo era ya una exagerada.


Me teñí el pelo.
Mamá lloró por mí durante cuatro lunas,
y yo lloré por mamá quizá durante siete.

Tuve que hacerle entender que el problema era tan sólo gramatical.
Que era una protesta ante el curso natural.
A la naturalidad.
No a la rubia.

Me teñí el pelo.
Me teñía el pelo según lo requería el star system del momento.
De Tiziano a Sternberg.
De Billy Wilder a los barbitúricos.
Del Monte Rushmore a Niágara.
Washington,Jefferson,Roosevelt y Lincoln.
De izquierda a derecha.
Las Black Hills o las Colinas Negras.
Poco importa.

Desde que no soy rubia poco importa.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Como cualquier peatón.(2ª parte)

Será cuestión de orgullo,
será como empapelar de nuevo toda la casa.
Vamos a tener que ser muy hábiles y precisos,
se nos va a notar en la barba de los cuatro días,
se nos va a ver a una legua,
a veinte millas.

No asisto al nacimiento de ninguna verdad reveladora,
no estoy haciendo bien las cábalas.
Qué humana me he vuelto,
qué imperfecta.

La otra mañana me la pasé buscándote por el retrovisor.
A veces invierto el tiempo en oro,
y a veces lo invierto en ti.

Cómo me gustaría que de pronto esta mirada,
se hiciera mucho más grande,
se ampliara de ti hacia los otros,
de ti hacia el mundo.

Mi delicado corazón,
y lo digo por su estado,
recuperando el latido original,
volviéndose hacia el mundo,
con la mueca primera,
el estallido.

Estoy hablando de un tú que no recibe,
que no coge el teléfono,
que no atiende a razones,
que no ampara.

Por eso yo quisiera que de pronto esta mirada,
se hiciera mucho más grande,
se creciera,
se hiciera fruta madura,
comprendiera,
yéndose de ti
hacia todo lo demás,
hacia los otros.

martes, 3 de febrero de 2009

Como cualquier peatón.

Será cuestión de orgullo.
Será como esconder un AK-47 debajo de la almohada,
un rifle del calibre 22 bajo el colchón.
Vamos a tener que ser muy hábiles y precisos,
se nos va a notar en la carita de susto,
en la voz que tiembla.

La otra tarde me la pasé esquivando tus balas,
a veces te descubro tras un escaparate,
en un paso de cebra,
cuando cuando cambio de acera,
como cualquier peatón.

La otra noche me la pasé descongelando la nevera,
di con tu amor al lado de un limón,
de finales de guerra,
de épocas proscritas,
de María Castaña.

A veces trabajo en el olvido,
me enfrento al día.

Por eso yo quisiera que de pronto esta mirada,
se hiciera mucho más grande,
y te embistiera,
como a cualquier peatón,
como a cualquiera.

domingo, 1 de febrero de 2009

Reglamento electrotécnico para baja tensión:

No doy con las palabras adecuadas,
con las personas adecuadas.

Tenía nombre de culebrón venezolano,
y unas bonitas suelas que gastar.
Se llamaba José Enrique Montes de Lora.

Eran días de pasar factura,
de llover a cántaros,
de pan y cebolla.

Y siento que ésta es mi voz porque se quiebra,
porque se cae a gajos de mi boca.

Porque sé que en cierta manera,
y solamente en cierto caminar.

jueves, 29 de enero de 2009

Amadeo Sajón es un jubilado de 73 años.

Con el final del invierno llegan los vientos secos a esta villa.
Aquí nada puede sobrevivir de manera permanente.
Somos extremadamente vulnerables a los elementos.

Un tábano cualquiera.
Cualquier insecto díptero.
No me verías.

Lo de Amadeo sí tiene mérito.
Amadeo Sajón cruzó el Atlántico
en sólo treinta y seis días.
Allá por el cincuenta y cuatro.
Estilo libre.
A veces mariposa,
a veces crol.

miércoles, 28 de enero de 2009

Te conozco de antes.Te recuerdo anterior a Constantinopla,a los otomanos,a los turcos.

A mí me gusta ver llegar la primavera,
y sé que a la primavera también le gusta que llegue yo.
La primavera no es consciente de sí misma,
necesita de una mente que revele el orden natural,
del que la naturaleza no es consciente.
Juntar amor con zapatos:
bable and doodle.

Cómo no va a gustarle estar aquí,
si hay tomillo y otras plantas autóctonas:

El camachuelo trompetero abandonando África para afincarse en Almería.

lunes, 26 de enero de 2009

Pensar es esperar media hora el 34,pero acabar cogiendo el 51.

Me induce a error el ámbar de los semáforos.
El cuello de petirrojo que se te pone.
Incurro en un engaño.
Me tientan tus maneras de guepardo.
La prisa que te das.
En África subsahariana.
En Asia meridional.
Caigo en pecado.
Me sumo a la guerrilla.
Lucho en la retaguardia.
Incurro en un engaño.
El excéntrico devenir de tus cosas,
no facilita las cosas,
mis cosas.
Maldito sea este tiempo de cosificación,
en el que yo cosifico,
tú cosificas,
y todos los demás nos cosifican a ambos.
Yo no debía estar aquí.
Yo llevaba media hora esperando el 34,
hasta que incurrí en un engaño.
Pensar debe querer decir eso.
Esperar media hora el 34,
pero acabar cogiendo el 51.

viernes, 23 de enero de 2009

No definiré la pesadilla:

He visto partir cientos de navíos.
A deux pas de Magog et d´Orford.
Me muerdo la lengua.
Me traspapelo.
Desplegar velas sin previo aviso.
A deux pas de Magog et d´Orford.
Me dejaré tomar por la casa,
y la casa será tomada por mí.
Me secaré por dentro.
No podré ser madre ni padre.
No me van a dejar ser madre ni padre.
A deux pas de Magog et d´Orford.
Por exigencias del guión.

jueves, 22 de enero de 2009

Aunque manches.

Pero miento.
Aún soy una mujer enorme.
Lanzo palomas,fieras,
animales amargos.
Yo voy dentro.
Muy quieta.
Con mi vestido verde.
Y siento tanto sueño.
Y pienso en lengua triste si podíamos.
Si a través,
el buen ángel verdadero lo podía.

miércoles, 21 de enero de 2009

Con más o menos derramamiento de sangre.

Has quebrantado todas las leyes,
también las divinas.
Hay mucha irritación en el Congreso.
Con corona de espinas unos días,
con levantamiento de palmas otros días.
En pleno miasma.
En la noche oscura del alma.
Me has amasado como pan,
me has modelado a tu antojo.
Pero voy a salir igual volando,
cortando el aire,
cualquier día de éstos,
por encima de todos los ejércitos,
con los labios muy pintados,
con mi hermano.
Eres el último mono,
no hay nadie después de ti,
cientos de tuberías chirriando,
una enorme cloaca echando pestes.

Parda en verano,blanquísima en invierno.

No tengo novio.

Katrina se lo llevó todo.

No hace falta ser un huracán
para quitarme a mí el novio,
pero tuvo que llegar Katrina
para que yo me diera cuenta,
para sincronizar nuestros relojes,
para cantarme las cuarenta.

Menuda pájara Katrina,
menuda arpía.
Una cíngara tramposa y embustera,
una fulera.

Yo ahora colecciono piedras silíceas.
Jaspe,ágata,amatista.
Piedras semipreciosas,silicatos.
Pedernal,bauxita,feldespato.

martes, 20 de enero de 2009

Sé que trabajas en un taller clandestino.

Me entra un miedo de entreguerras,
un miedo de Vallès Occidental,
de fábrica de uralita,
de necesidad.
Me entra un miedo de hombre cuerdo,
un miedo denso,
pesado,
de riñones que se cansan,
de hay ganas de descansar.
Y entras tú en la noche llena,
que no es la noche que acecha,
pero igual miedo me das.
Vas vestido de murciélago,
y eres tan inadecuado en esta noche tan llena,
que igual miedo te he de dar.
Me entra un miedo de cosa que lacera,
un miedo inútil,
postal,
del lince que no se extingue,
de energía nuclear.
Garantizado tengo yo este miedo,
este bajo interés impresarial,
a piñón fijo,
a hurtadillas,
un miedo de carácter,
sin pleamar.

La cuentística popular ha hecho mucho daño.

Te presentas ante mí con lo puesto.
Eres el más valiente de mis siervos.
Eres un loco,
el último reducto de resistencia en la Península,
el puto amo,
mi amor,
el teniente Blueberry,
César Augusto,
Anquises,
Zaratustra.
Eres mitología,
simbología,
rito.
Pensamiento oriental,
acto cristiano.
No existes fuera de esta fundación,
de los dedales que me pongo para no pincharme.
Ya me coge mayor lo de Bella Durmiente.
No existes más allá de tu armadura.
Fuera de la laguna pierdes corporeidad,
humanidad,
arrojo.
Te quedas en nada.
La cuentística popular ha hecho mucho daño,
a mí me ha hecho mucho daño.

No voy a echarle guindas al pavo,no se las eches tú a la pava...

Trabajar en la copa de los árboles.
Subir con maquinarias sofisticadas y precisas
hasta la copa de los árboles.
Porque puedo quejarme de muy poco,
de un corazón que no asimila
que me seguirás de cerca,
que fijarás asentamiento,
sin alfabeto,
analfabeto,
tarzán entre lianas,
el del mito,
le bon savage.

lunes, 19 de enero de 2009

Entre un pelo de tu sopa y la máquina de Coca Cola.

Sé que no soy fea.
Sé que incluso soy hermosa.
Pero de qué van a servirte a ti
mis clases de prestidigitación,
de orbitación,
mi tercer ojo.

Hay mucho impreso que rellenar,
muchas solicitudes que presentar,
cursos de reciclaje,
de integración.
Y qué hago yo con la magia
ante tanta burocracia.

¿Qué hago yo?
¿Soltar palomas?

Me deshidrato.
Pierdo líquido espinal a cada rato.

Qué voy a hacer por ti
para que sepas que soy yo.
Que soy yo lo que andabas buscando.
Que estoy aquí gritando,
que llevo gritando años.
Entre un pelo de tu sopa y la máquina de Coca Cola.

domingo, 18 de enero de 2009

Vuelvo a la tierna edad de los piojos.

Subiendo a mano izquierda.
Recuperando el pulso habitual.
Ochenta pulsaciones más o menos.
Escudándome en los huecos que me deja la ley.
Cuanto vacío legal entre nosotros,
cuánto escalón inútil en mi ascenso,
cuánta baldosa rota,
cuánto cabrón,amor,
y cuántas tortas.

Se me ponen los ojos vidriosos,
los pelos como escarpia.
Esperando en los límites de la ciudad,
a ver a quién engaño,
a quién convenzo de esto y de lo otro.

Limitando con Potugal al Oeste,
con Francia al Norte.
Subiendo a mano izquierda.
El hombre de la casa patalea.
Se le hace bola el estofado.
Se hace pequeño el hombre,
y yo con él.

sábado, 17 de enero de 2009

Por los desfiladeros de la moda:

En Barcelona. A la orilla del mar. Con el viento de cara.
Resetearme.

No pensar en cuando la noche cae,
no pensar en las cosas que se caen.
Pasarme la gravedad por el forro de los cojones.
Ser el animal que imagino.
Darte el bote.
Entre los cañaverales.
Incondicional.
Sin condiciones.

Colgada en la invidencia del principio de siglo,
retrocedo,
para no llegar al sueño.

En Verona. A cualquier hora.
Como si no fuera conmigo.
Como si no tuviera yo completamente entera la culpa toda.

Qué amantes tan trágicos,
qué inoportuna la alondra.

Y retroceso.
Retrocedo,
para no llegar al sueño.

viernes, 16 de enero de 2009

Con categoría de accidente laboral:yendo o viniendo del trabajo.

Me he dado un golpe en la mano izquierda.
Motivo de consuelo,yo no soy zurda.
Puedo escribir sobre ello con mi otra mano.
Con mi mano derecha puedo escribir
que me he dado un golpe en la mano izquierda.

Por precipitada,por descoordinada,por absurda.

Siempre hay un pie ligeramente más grande que otro,
un testículo ligeramente más pequeño que otro.
Siempre hay amigos a los que llamar,
papeles que tramitar,
lavadoras que poner,
mucha hoja seca.
No sé.

Voy a volver a hacerme pis en la cama.

jueves, 15 de enero de 2009

Puedes burlarte de mi fe,de mis zapatos...

Esta ansiedad prenatal,
este miedo criminal,
definitivo.

Y siento a la hora exacta de todas las pasiones,
la pasión,
definitiva.

Y pienso en el feng-shui y en el Tao,
y en Mao,
si tengo tiempo.

Si con la llave de la ciudad en mi mano,
tengo tiempo.
De acordarme de ti,
celador de todas mis noches,
el que traga saliva
y gana siempre.

Cómo puedes dormir por las noches,sacudirte el pajarito por las mañanas.

Así no.
No como dicen los escritos:
"El joven monarca abandona arrogante su residencia oficial".
Así no.
Saliste ya corriendo del portal.
Enfurecido.
Hijo de Zeus.
Una broma del destino.
Un argumento fatal.
Un desatino.

Se había cerrao la noche en aguas...

Entró preguntando por la sección de poesía cómica.

-¡Cómo si la hubiera!

sábado, 10 de enero de 2009

Tierra Santa

Algo me es inasequible.
Algo se libra de mí para irse con otra.

Sólo intenta soltarse lo sujeto.

Caer en la Franja de Gaza como caer en la cuenta.

No te he traído Buenas Nuevas:
-Se llamaba Almudena Orantes y Villegas.

martes, 6 de enero de 2009

Cuestión de heterónimos

Igual que Luna podría haber dicho Marte.
Pero cedí al designio correspondiente,
y fui satélite de cualquier astro.
Me pidieron las novias a los novios.
Me dejaron en Valencia,
chasqueada,
a la Luna de Paita.

Podría haber dicho Marte igual que Luna.
Pero cedí al Imperio Turco,
a los países musulmanes.
Se me llenaron las aceras de maniáticos,
de manadas de lobos,
de gigantes.
Se acordaron de mí los que ya no se acuerdan de nadie.

Igual que Marte dije Luna,
y fui satélite de cualquier astro.

viernes, 2 de enero de 2009

Aplícate el cuento.


Enferma de cuento.

Con la cuentitis de todos los inviernos.

Inoportuna y pesada,

con caída de pestañas.

Me enfermo de cuento,

a la manera de Saturnino Calleja

-conocido editor de cuentos infantiles-,

pero con más efecto,

con mayores aspavientos,

más presumida,

más diva.

Me enfermo de cuento.

No he comprado crisantemos.

Me enfrentaré a las ánimas

en el Día de las Ánimas,

y en el lugar de los hechos.

No va a exportar la China

más crisantemos.

No va a hacer falta.

Enfermos de cuento,

se vaciarán los cementerios.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.